ASPECTOS IMPORTANTES AL ADQUIRIR UN CHIHUAHUENO

Ing. Jorge Moreno G.

¿QUE DEBEMOS TOMAR EN CUENTA ANTES DE COMPRAR?

Cuando ya hemos decidido que nuestra nueva mascota será un chihuahueño, lo que sigue es saber qué debo de tomar en cuenta antes de comprarlo, pues de ello dependerá el que resulte un gusto y alegría o un verdadero problema.

SOBRE LA EDAD. A partir de los 3 meses es el tiempo mínimo recomendable para que un chihuahueño salga del hogar materno. Cuando han sido criados de manera responsable a esta edad ya deben tener aplicadas 3 vacunas, sino al menos dos, lo que da cierta tranquilidad y seguridad en sacar al cachorrito. Desconfíe por completo de aquellas personas que pretendan venderle un chihuahueño recién destetado o menor a los 3 meses, adquirirlo en este momento no representa ninguna ventaja y si muchos riesgos y desventajas, como las siguientes:

  • Se estresan con facilidad por los ruidos del nuevo hogar.
  • Son  muy vulnerables y por lo tanto pueden enfermarse casi por cualquier motivo.
  • No podrán sacarlo a ninguna parte pues está totalmente desprotegido, las vacunas no surten el efecto que se busca de manera inmediata.
  • Necesitan tomar alimento frecuentemente o les puede sobrevenir una baja de azúcar (hipoglucemia).
  • Se hacen del baño en cualquier momento, pues aún no tienen el suficiente control de su intestino y vejiga, de ahí que también no surtirá mucho efecto el intentar disciplinarlo en cuanto a eso.
  • No han pasado el tiempo necesario con sus hermanos lo cual les ayuda a desarrollar el comportamiento adecuado que en el futuro tendrán en su convivencia con otros perros.
  • No le prestarán a usted la suficiente atención, ya que su interés de acuerdo a esta etapa está centrado en dormir y jugar con sus hermanos de camada.

Un Criador serio no vendería un perro antes de los 3 meses y un particular que ofrezca una camada al menos debería de informarse sobre ello.

SOBRE EL TIPO. Aunque oficialmente solo hay un tipo válido, popularmente se habla de dos tipos, el de cabeza de manzana y el de cabeza de venado; los comúnmente llamados de manzana y que son el tipo que marca la norma oficial, son más robustos, con una estructura del cuerpo casi cuadrada, aunque realmente son ligeramente más largos que altos, su cabeza tiene forma más o menos de manzana, o sea redondeada, el hocico ligeramente corto,  deben tener las orejas erectas, la mordida de tijera o de nivel, en el caso de los machos los dos testículos descendidos en el escroto;  si se trata de un cachorro de 3 meses, es recomendable que ya haya alcanzado al menos  un kg de peso y no más  de 1.5, esto aumentará la probabilidad  que de adulto no quede tan pequeño como para que resulte problemático, ni tan grande como para que se pierdan las características propias de la raza, lo anterior aplica cuando se trata de comprar un cachorro como mascota, ahora bien si el interés es en un chihuahueño para show, entonces lo más conveniente es adquirirlo de mayor edad, de tal forma que ya esté mejor definido y por lo tanto pueda ser evaluado de forma más completa conforme a lo que marca y penaliza el estándar racial, para lo cual será necesario conocer y familiarizarse con ese estándar, esto repercutirá en que a futuro realmente nos sintamos satisfechos con el ejemplar que tenemos. En cuanto al tipo venado, tienden a tener un cuerpo longilineo,  estructura ósea más delgada, cabeza y hocicos largos precisamente como un  venado o  del tipo  de un terrier, sus orejas tienden a ser más largas y sus ojos saltones, en general estos Chihuahueños suelen ser más nerviosos, tímidos y/o agresivos  a uno del tipo cabeza de manzana y el estándar los descalifica para fines competitivos en exposiciones caninas.

Un Criador comprometido con la raza tratará que sus  Chihuahueños tengan el mayor número posible de características apegándose al estándar racial, o sea en otras palabras solo criará Chihuahueños tipo cabeza de manzana, por conveniencia para sus propietarios y en beneficio para la raza.

SOBRE EL PELAJE. Hay dos variedades en cuanto al pelo, la de pelo corto y la de pelo largo, la diferencia está fundamentalmente dada por lo largo del pelo y la textura,  aunque en la práctica hay quienes aseguran que también existe diferencia en sus temperamentos, se dice que los de pelo largo son en general más alegres y juguetones que los de pelo corto, lo cierto es que en las competencias de obediencia en Estados Unidos la gran mayoría de los Chihuahueños son de pelo largo.

Como ya dijimos son dos variedades y cada una tiene 3 subtipos para el pelo corto y otros 3 para el pelo largo. El pelo corto es más grueso y de una textura más áspera;  los hay de pelo muy pegado al cuerpo, los de un corto y consistencia normal y los que presentan un leve collarín y una cola más gruesa precisamente por tener mayor cantidad de pelo secundario. Sobre el pelo largo, este es de una consistencia más delgada y suave, también podemos identificar 3 subtipos; los de pelo muy largo tipo Pomerania, no bien vistos por algunos jueces en las exposiciones; los de pelaje de un largo regular en todas partes pero más en las orejas, collarín, pantalones y cola; y los más pobres, por decirlo así, cumplen con el mínimo requerido que son en la cola, los pantalones, el collarín y las orejas; en las demás partes el pelo es más bien corto, pero claro manteniendo la textura suave y delgada propia del pelo largo.

Aquí es importante hacer notar las necesidades y cuidados que el pelo largo requiere para mantenerlo en óptimas condiciones, como son el baño periódico, el cepillado frecuente sobre todo en la época de muda de pelo y observar que la zona del ano se mantenga limpia ya que suelen embarrarse. Si consideramos estas necesidades podríamos decir que el pelo corto no requiere nada, salvo un baño común.

Cabe señalar que la cruza entre ambas variedades no está permitida, solo bajo previa autorización por escrito del comité competente. Para mayor información sobre el tema pueden remitirse a números previos de la revista Perros Pura Sangre (PPS).

SOBRE EL COLOR. Todos los colores están permitidos, tanto en pelo corto como en pelo largo, a excepción del color azul mirlo. Pueden ser colores sólidos, “pintos”; esto es con manchas sobre un fondo blanco, o de cualquier color con blanco en mayor o menor proporción, etc. Normalmente la gran mayoría de Chihuahueños mantienen el color durante toda su vida, a excepción de unos pocos y sobre todo los que tienen pigmentación sable, esta tiende a reducirse en el primer cambio de pelo (cuando tiran el pelo lanudo de cachorro). Es importante mencionar que los de color gris (también conocido como azul) pueden llegar a presentar problemas de piel, debido a la relación que guardan ciertos genes  que producen el color azul. Aunque todos los perros de color azul son portadores de estos genes, no todos lo manifiestan, lo recomendable es que en caso de que presenten algún problema, aparte del tratamiento que el Veterinario indique, conviene dar una alimentación natural y si esto no es posible al menos una dieta comercial a base de cordero y arroz. Por lo anterior no es conveniente cruzar  un Chihuahueño macho o hembra azul con otro azul  porque entonces el problema se verá mayormente acentuado. Sobre los ejemplares de color chocolate, estos poseen siempre nariz y ojos claros, lo cual en ellos es correcto, lo malo resulta cuando hacemos cruza del chocolate con otros colores claros, entonces puede resultar un color diferente al chocolate pero con ojos y nariz sin la pigmentación adecuada y eso ya es una característica indeseable, lo ideal es que los chocolates solo se crucen con chocolates y negros.

SOBRE EL SEXO. Existen ciertas diferencias que pueden ser significativas para los propietarios de Chihuahueños. Los machos tienen en general un estado de ánimo (humor) más estable son menos propensos a cambios emocionales y enojos, entre sus desventajas están que debido a que sus órganos reproductores son externos pudieran lamérselos y/o mostrarlos cuando hubiera visitas en casa o la tendencia que todos  manifiestan de marcar territorio, y en lo que no siempre se logra disciplinarlos.

En cuanto a las hembras, estas son más propensas a cambios en su humor, pueden exagerar su irritabilidad o enojo, son más sociables ante la presencia de visitas y extraños, muestran mayor rapidez que los machos para aprender, la principal desventaja pudiera ser que periódicamente entran en celo y todo lo que esto conlleva; aumento en el tamaño de la vulva, descargas sanguinolentas, andarse lamiendo y la atracción que hacia otros perros provocan. Lo ideal en caso de no reproducirse es la cirugía u ovario histerectomía (OVH), cabe señalar que el mito sobre la necesidad de que las perras sean madres al menos una vez en su vida, para evitar posibles riesgos de enfermedades, es completamente falso, carece de fundamentos, y está bien demostrado  que al contrario, una perra operada tiene mayores posibilidades de tener una vida más larga y saludable.

SOBRE EL TAMAÑO. Solo hay un tamaño oficialmente establecido, pero en realidad sabemos que en la práctica es bastante común que en la mayoría de las camadas nazca al menos uno muy pequeño, comúnmente llamado de bolsillo, este cachorro muchas veces se muere en sus primeros días de nacido, pero si se le pone mucha atención tendrá posibilidades de lograrse, es importante saber sobre los riesgos que ellos presentan antes de decidirse a comprar uno. Para más información se recomienda ver números anteriores de la revista PPS o la información disponible sobre la raza en la página web de la Federación Canófila Mexicana.

SOBRE EL TEMPERAMENTO. Este es un elemento de suma importancia, que pocas veces la gente toma en cuenta, el temperamento debe ser la principal característica a considerar al momento de decidirse en comprar un Chihuahueño, obviamente que si se pudiera  juntar en un mismo perro el gusto de la persona y el temperamento adecuado para ella sería lo ideal.

Podemos encontrarnos toda una gama de temperamentos que van desde el indiferente, el frágil y quebradizo, el hiperactivo, el juguetón, el tranquilo, el colérico, etc., etc., así como las mezclas entre ellos, lo ideal es que la persona que se dirige a comprar un chihuahueño explique para quien va a ser el perro de tal forma que entre ella y el criador puedan definir cuál es el Chihuahueño que mejor le conviene. Si consideramos que en el mejor de los casos el mencionado perrito le puede vivir hasta más de 15 años, más vale que para ambos sea una experiencia agradable y una verdadera convivencia.